Ir al contenido principal

de Billy Wilder

Viendo el título del artículo uno se puede equivocar y pensar que va de cine, o equivocar y como debería ir de seguros pensar que tocará la leyenda de que el viejo director tuvo que dejar de serlo porque con su edad no encontraba aseguradora para enfrascarse en una nueva película, y cedió a la jubilación por falta de seguro… Lo dejó en la década de los 80 y sin embargo pudo superar vivo el cambio de milenio.  Podemos confundirnos y pensar que
quizá de lo que vayan estas líneas sea una de sus pelis más laureadas; el apartamento (1960) , donde el bueno de Jack Lemmon era un gris oficinista de una aseguradora que dejaba su apartamento para los encuentros sexuales de sus jefes. O si somos más cinéfilos podemos hacer memoria y recordar una menos reconocida, en bandeja de plata (1966), donde otra vez Lemmon protagoniza el film en el que sufre un accidente con  lesiones, y su cuñado abogado, Walter Matthau, le hostiga para forzar una indemnización. Sin duda daría para mucho… Wilder dijo “Si quieres decir la verdad más vale que seas divertido o te matarán”. En bandeja de plata es una comedia.

Pero de lo que va esto es precisamente de equívocos. Los de Wilder. Los que reconocía sin complejos. Cuando una película no gustaba al público en ningún caso achacaba el fracaso a la falta de promoción, o a que el torpe público no entendiera el mensaje, al contrario él se daba por equivocado, y sostenía que el espectador considerado de forma individual podría ser un imbécil objetivo, pero que si metes mil imbéciles en la oscuridad de la sala se da una sintonía que hace que se conviertan en un genio crítico, un juez inapelable. La masa tiene razón. En esta ocasión el cineasta no hablaba de seguros, pero es donde veo la analogía.

El primo del cuñado de mi vecino del tercero es un imbécil y como tal; con dos comentarios probablemente equivocados en dos foros de internet y la recomendación de Pepe el rubio, en el bar La Esquina, mientras tomaban tinto de verano decide que debe contratar su seguro el solo por teléfono, desoyendo a mediador de debajo de su casa que le hace una oferta 7 euros más cara y que sí se adaptaba a lo que necesitaba. Sin embargo cuando además del cuñado de mi vecino hay mil imbéciles más que hacen igual… a ver si el equivocado va a ser el mediador que vende 7 € más caro algo mejor.

Sin duda los mediadores estamos equivocados en la forma de transmitir valores que no llegan al consumidor, o peor, que no son los que quieren. No son los que necesitan. Por muy claro que lo veamos si el mercado no pide algo es inútil forzarlo. El consumidor tiene más información, y la técnica de generar la necesidad de comprar algo acabó con el siglo pasado. Lo que se puede crear es la necesidad de tener una experiencia, analicemos la publicidad de Apple, Coca Cola, Bmw… nos venden lo divertido que es escuchar música con unos auriculares sin cable, la experiencia de conducir, o la sonrisa que deja un refresco frío, no hablan del sabor, de motores, o de la cobertura… Sin embargo nosotros mantenemos el equívoco de comunicar beneficios, coberturas, límites que no interesan a miles de imbéciles.


Animo a hacer como Wilder, dejar de pensar que el equivocado es el otro, porque son muchos otros. Asumir que no era el mejor método, que probablemente era bueno para alguien, pero si no lo es para la mayoría no tiene sentido. Que hay que adaptarse a la nueva forma de manejarse en la sociedad, que lo que servía antes no vale para todos ahora. Y si no es para todos estamos equivocados. Pero la buena noticia es que puede haber otros sistemas, solo hay que pararse a pensar, analizar, y comenzar de nuevo. Recuerda: podemos estar equivocados ¡nadie es perfecto!



Artículo escrito para la revista Seguros.
Fotografía: N. Seeff Wikipedia

Entradas populares de este blog

Compañías de seguros más reclamadas - Memoria 2017

No se cuales son las peores compañías de seguros, pero sí las más reclamadas y quizá eso sea una buena pista para saber dónde no ir con tu dinero.
Acaba de salir la Memoria del Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y fondos de Pensiones, está dirección general dependiente del Ministerio de Economía es el último escalón en las reclamaciones que puede poner un consumidor, después del servicio de atención de la aseguradora.
De este informe salen muchos datos interesantes las compañías con más reclamaciones, las compañías que pierden más veces en esa reclamació porque no siembre se tiene razón, las veces que el consumidor pierde la oportunidad por no hacer bien la reclamación... pero creo que los datos más relevantes son los que te voy a mostrar, y de los que podemos sacar algún consejo de interés.
En 2016, porque la memoria sale ahora, pero es del año pasado, hubo un total de 10.181 reclamaciones, casi las mimas que el año anterior, y casi un 10% menos que en 2014…

Reclamaciones a aseguradoras: Direct Seguros la peor.

Este artículo es de 2008, tienes los datos del informe de 2017 pinchando aquí
Defiendo la teoría de que quién se contrata directamente con la aseguradora, no sólo pierde el asesoramiento, y la asistencia del profesional, sino que además acaba teniendo más problemas, de los que no sabrá salir sin ayuda. La Memoria del Servicio de Reclamaciones 2007, presentado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) podría darme la razón.

Vamos a los datos: en 2007 las reclamaciones, consultas y quejas han subido un 13% con respecto a 2006. Es obvio que cada vez se contrata mas por teléfono y en los bancos, 'posiblemente' tenga relación. Sigamos hurgando en el informe.

4899 reclamaciones a aseguradoras, pero atención: 1886 no se admiten. El principal motivo para que no se admita una reclamación ante la DGSFP, suele ser que no se cumple con los requisitos previos para ponerla. Si alguien quiere ejercer su derecho a reclamar y tiene un mediador de seguros le habrá inform…

Más del 50% de agentes de seguros no pueden sobrevivir.

Según ICEA, el 56% de los agentes exclusivos de seguros tienen una cartera inferior a 30.000€ al año, y eso da sólo como para pagar un par de meses de hipoteca.

Y es que en 2008 habían registrados más de 87.000 agentes. Y 48.734 manejan volúmenes inferiores a los 30.000€. En ningún sitio de la Europa civilizada se dan estos números. En Francia, Inglaterra o Alemania cualquier agente tiene más de un millón de euros de cartera. El motivo es que no hay tantos agentes. El negocio esta mucho más concentrado. Y el problema en España es la falta de rigor por parte de las compañías al abrir códigos. Cualquiera puede vender seguros en España. Solo hay un requisito, estar en paro y desesperado... encontraras tres o cuatro aseguradoras que te ficharan para que hagas tus seguros, los de tu familia y abandones a los pocos meses...

De hecho en 2008 había registrados 4.000agentes más que en 2007. Y apuesto a que durante este año aparecerán, como las setas en otoño, otros 10.000. A algunas compañías le…